Relájate mirando al río

He nacido en una aldea de Asturias, situada en un valle por la que pasan dos ríos pequeños, el río Yerbo y el río Foz. De pequeña me gustaba, como a cualquier niño, jugar en el río, mojarme, saltar sobre las piedras, etc.  Uf, ¡cuantos castigos por volver empapada a casa!

Hoy en día, más mayor, sigue siendo para mi un placer el río. Hoy disfruto de otra manera. Me encanta sentarme en el río, en la orilla sobre los cantos con los pies dentro del agua, bajo los avellanos ver correr el agua y escuchar el sonido del río. Así relajada podría pasar horas.

¡Es una auténtica gozada pararse un rato y disfrutar de las pequeñas cosas que nos ofrece la naturaleza sin pensar en nada más!. Asturias te ofrece muchas posibilidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.